estetica

No cabe duda de que la estética es un aspecto que, unido a la salud bucodental, preocupa a buena parte de los pacientes de Odontogen. Muchos nos transmiten su deseo de mejorar la apariencia de sus piezas dentales y, por ende, de su expresión facial.

Una buena forma de recuperar el aspecto saludable de los dientes es a través de las carillas de porcelana. Se trata de unas láminas muy finas de cerámica que se adhieren a la superficie externa de los dientes. Con ellas, se puede conseguir unos resultados estéticos espléndidos.

Sin embargo, si la forma de las piezas dentales es la correcta pero el deseo es lucir una sonrisa más reluciente, la mejor solución sería un blanqueamiento dental. Es una técnica que consigue aclarar la superficie del esmalte dental y puede ser de dos tipos. Por un lado el blanqueamiento clínico, que se realiza en consulta, y por otro el ambulatorio, que tiene lugar en casa con una concentración menor que el clínico.

En muchas ocasiones, para aumentar la efectividad y rapidez del tratamiento, se combinan ambos tipos.

Los blanqueamientos dentales dan muy buenos resultados en dientes con: una coloración amarillenta, parduzca o anaranjada; manchas debidas a la edad; pigmentaciones producidas por el tabaco, el café o el té, entre otros factores.

Después de realizarse un blanqueamiento dental se debe mantener una buena higiene dental (cambiar de cepillo de dientes, por ejemplo), evitar el consumo de alimentos ácidos durante el tratamiento y no consumir productos que manchen los dientes. Nuestros profesionales se lo indicarán todo detalladamente.