odontopediatria-cabecera

La odontopediatría es el conjunto de tratamientos que se encarga de cuidar la salud bucodental de los más pequeños. Una de sus principales preocupaciones es la prevención de las caries y las maloclusiones.

La prevención es fundamental para evitar que los menores sufran en el futuro problemas relacionados con la salud dental, de ahí la importancia de tener en cuenta factores como la profilaxis dental (limpieza), el flúor y los selladores, que son un tipo de resina que se coloca sobre los dientes para evitar la aparición de caries en las fosas o fisuras molares.

A la hora de enfrentarse a las temidas caries son cuatro las técnicas que se emplean para ayudar a los niños/as. Se trata de las obturaciones, las coronas, la pulpotomía y la pulpectomía. (Más información en nuestro apartado especial de Odontopediatría).

No obstante, aunque todos los esfuerzos de Odontogen están dirigidos a conservar los dientes de leche hasta que estos se caigan por sí mismos, hay ocasiones en las que no es posible salvar el diente temporal o de leche y se debe colocar un mantenedor de espacio o, en casos extremos, extraer el diente de leche porque está erupcionando el definitivo.

En el caso de que el menor haya sufrido un golpe en la boca es necesario acudir al dentista para realizar una radiografía donde se observe el estado en el que se encuentra la raíz dental y así poder decidir la actuación más adecuada.

Por último no hay que olvidar la ortodoncia interceptiva, que es la corrección del posicionamiento y el tamaño de los huesos. De esta manera se facilita la colocación de los dientes definitivos. El rango alcanza desde los 3 ó 4 años hasta aproximadamente los 15 años.

Es conveniente acudir cuanto antes al odontopediatra.